Publicado en

Engels als tweede taal: De verschillen

Parece casi natural que la gente crezca con un dominio de la lengua inglesa, pero en la práctica no es así. Los Países Bajos son conocidos como un país que presta mucha atención a esta lengua extranjera, mientras que en otros países esto puede ser diferente. ¿Qué países prestan más atención al inglés, cómo se convirtió en una lengua del mundo real y cómo se desarrolla un buen dominio del inglés? Puede leerlo todo aquí.

El inglés como lengua mundial

El inglés es uno de los idiomas más importantes del mundo, con 380 millones de hablantes nativos y más de mil millones de personas que lo hablan como segunda lengua. ¿Por qué el inglés se ha convertido en esta lengua mundial? Todo ello tiene que ver con el pasado colonial de Gran Bretaña, que puso a países de todo el mundo bajo la influencia británica. Esto permitió que la lengua inglesa se extendiera sin esfuerzo, de modo que hoy se puede hacer entender en inglés en casi todas partes.

¿Dónde se utiliza el inglés como segunda lengua?

Lo especial del inglés es que lo hablan personas de todo el mundo. En gran parte de África, por ejemplo, es una segunda lengua importante, pero también en muchos países asiáticos y sudamericanos es habitual que la población tenga un dominio parcial de esta lengua. Muchos países europeos obtienen una buena puntuación en el dominio de la lengua inglesa, lo que significa que casi siempre se puede salir adelante si se tiene una buena base de inglés. En todos estos ejemplos, sin embargo, son principalmente los habitantes de las grandes ciudades los que dominan el idioma, lo que significa que no se puede llegar muy lejos con el inglés en las pequeñas zonas rurales.

¿Por qué el inglés es una segunda lengua importante?

Hablar una segunda lengua siempre es valioso, entre otras cosas porque hace que el cerebro sea más flexible y eficiente. Por ejemplo, un niño con una educación bilingüe puede concentrarse más fácilmente, hacer conexiones más rápidamente y recordar más información. El inglés es una buena segunda lengua porque es un idioma del mundo real que no sólo se utiliza durante las vacaciones, sino también en el mundo de la ciencia, la economía, la política y el periodismo. Un buen dominio de la lengua inglesa te da más oportunidades para desarrollarte en estos ámbitos, por ejemplo, durante tus estudios o en tu trabajo.

¿Dónde se habla mejor el inglés como segunda lengua?

Año tras año, los Países Bajos encabezan la lista en cuanto al dominio de esta lengua extranjera. Todo ello tiene que ver con el carácter internacional de los Países Bajos, pero el joven conocimiento de la lengua inglesa también desempeña un papel importante. Además, muchos otros países de Europa obtienen buenos resultados, como Dinamarca, Austria, Noruega y Bélgica. Singapur y Sudáfrica también se encuentran entre los países con mejor dominio del inglés como segunda lengua.

Clases de inglés en la escuela

Las ventajas del inglés como segunda lengua son evidentes, pero ¿cómo ayudar a los niños a dominarlo lo mejor posible? En los Países Bajos es obligatorio empezar las clases de inglés en la escuela primaria. Los centros de enseñanza primaria y secundaria deben introducir a los alumnos en la lengua inglesa para maximizar sus posibilidades de futuro. En la escuela primaria se hace hincapié en la escucha y la lectura, mientras que en la escuela secundaria también se presta mucha atención a la expresión oral y escrita.

Aprender inglés fuera de la escuela

Para muchos jóvenes, su conocimiento de la lengua inglesa no se adquiere únicamente durante las clases en la escuela. Los niños y jóvenes aprenden mejor jugando, por ejemplo, practicando el inglés en conversaciones con sus amigos o siguiendo los medios de comunicación en inglés. Las películas, las series, los libros y la música son a menudo en inglés y atraen a los jóvenes. De este modo, mantienen al día sus conocimientos de la lengua inglesa de forma lúdica y aprenden poco a poco nuevas palabras y estructuras oracionales.

Publicado en

Met deze tips leer jij de Engelse grammatica

La gramática es el esqueleto de toda lengua. Da estructura a las frases, lo que nos permite entendernos. Por muy lógica que parezca esta estructura cuando se habla la lengua materna, puede causar mucha confusión cuando se aprende otro idioma. ¿Quieres aprender inglés? ¿O ya domina el vocabulario inglés, pero la gramática sigue siendo un reto? Aquí tienes cinco consejos que te ayudarán.

Familiarizarse con la gramática

 

El primer consejo, y el más obvio, es aprender la gramática. Aunque el inglés y el neerlandés tienen muchas similitudes, son dos idiomas diferentes. Por lo tanto, no intente traducir las frases literalmente del neerlandés al inglés.

 

El inglés utiliza a veces palabras diferentes y el orden de las palabras es distinto en muchos casos. Un libro de gramática puede ayudarte a aprender más sobre el orden de las palabras, los diferentes tiempos y los verbos irregulares.

 

Para comprender fácilmente la estructura de la frase, es importante que sea capaz de dividirla en diferentes partes. También es bueno entender la función de las diferentes palabras en una frase. ¿Qué es una forma de persona? ¿Qué es un adjetivo? ¿Qué es un adverbio? Una vez que se conoce el propósito de las diferentes palabras y frases, es más fácil ponerlas en el orden correcto.

Practicar, practicar, practicar

 

Puedes leer un libro sobre cómo nadar. Puedes conocer la teoría al dedillo, pero cuando entres en el agua por primera vez, descubrirás que la teoría por sí sola no es suficiente. Hay que practicar lo que se ha aprendido. Lo mismo ocurre con el aprendizaje de la gramática. Así que no te limites a leer las reglas gramaticales, sino que también las practiques.

 

Hazlo escribiendo en inglés todos los días. Escribe una historia, por ejemplo, o describe lo que has vivido ese día. Entonces puedes hacer que alguien lo compruebe.

 

Practica el inglés no sólo escribiendo, sino también hablando. Un compañero de prácticas con el que te reúnas cada semana puede ser de gran ayuda. Sigue practicando, aunque ya domines la gramática razonablemente bien. ¿Fuiste a un campamento de verano o aprendiste mucho en la escuela? Luego, intenta mantener el contacto con tus compañeros de estudio y practicar juntos.

Utilizar la mnemotecnia

 

A veces, todas las normas pueden ser abrumadoras. Cuando hablas con alguien, en inglés, no tienes tiempo de pensar las cosas. La mnemotecnia facilita el recuerdo y la aplicación de las reglas gramaticales. Hay muchas mnemotecnias que puedes utilizar en inglés. Una regla muy conocida es la de "él caga": él - ella - él - s. Esta regla te ayuda a recordar que cuando utilizas la tercera persona del singular - él, ella, él - hay una "s" después de la raíz del verbo.

Leer libros

 

¿No se te da bien estudiar? Aunque es bueno construir tu base gramatical con la ayuda de libros de gramática, puedes aprender mucho leyendo libros comunes. Empieza con calma. Los libros para niños son ideales. Estos libros están diseñados para ayudar a los niños pequeños a aprender los fundamentos del idioma, pero funcionan igual de bien para adolescentes y adultos. Preste especial atención a la estructura de las frases y a la conjugación de los verbos.

 

¿Está usted más avanzado? Entonces, lea también otros materiales. Piensa en un periódico inglés, novelas, revistas, blogs, etc. Anote cuando haya observado algo que quiera investigar.

Prestar atención a la forma de hablar de los demás

 

No sólo hay que centrarse en las palabras escritas, sino también en las habladas. Esto le ayudará a entender mejor el inglés y a aplicar la gramática correctamente en las conversaciones. Puede hacerlo repitiendo frases, por ejemplo, al escuchar programas de radio o televisión en inglés.

 

Ver películas en inglés, a ser posible con subtítulos en inglés como ayuda, es también una buena manera de aprender cómo se aplica la gramática. Además, ¡es una forma estupenda de aprender algo nuevo!